Archivo de la categoría: Fluxbox

Diseño responsivo de interfases: ¿Qué es y por qué es tan importante?

Se escucha hablar en el entorno de desarrollo acerca del diseño responsivo, pero muchas veces no se sabe exactamente de qué se habla cuando se toca el tema.

En sus inicios cerca del año 2002, con la aparición de CSS2/XHTML se comenzó a reformular la forma de hacer webs adaptativas a diferentes resoluciones de pantalla. En esos momentos no era tan común como ahora que los usuarios de telefonía emplearan teléfonos inteligentes para navegar, por lo que estos nuevos estándares estaban orientados sobre todo a navegadores web empleados en monitores simples de escritorio.

Luego, no muchos años después llegaron los smartphones a un alto porcentaje de usuarios. La W3C (institución encargada de definir los estándares para la web) repensó el sistema de maquetación y estructuracion  para los sitios web y actualizó sus tecnologías a una nueva versión orientada a la libertad de uso de porcentajes  y píxels en el diseño web, sumando librerías como fluxbox y w3.css.

Básicamente, el diseño responsivo aplicado tanto a la web como al desarrollo de software es organizar (mediante las nuevas herramientas) las diferentes secciones de la web para que sea adaptable a cualquier tipo de resolución, por lo que estaría perfectamente visible y legible en cualquier dispositivo que disoponga de navegador web.

Es redimensionar y colocar los elementos de la web de forma que se adapten al ancho de cada display permitiendo una correcta visualización. Se caracteriza porque los contenidos e imágenes son fluidos y se usa código media-queries (opciones de tamaño condicional en CSS3).

La importancia del diseño responsivo reside en la capacidad de adaptación y la posibilidad de hacer viral el contenido de la web dada su simpleza al compartirlo en la web.